jueves, 27 de mayo de 2010

WAWAKI

Luna, reina y Madre

por la bondad de tus aguas,

por el amor de tus lluvias

estamos llorando,

estamos sufriendo.

La más triste de tus criaturas

de hambre,

de sed

te está clamando.

Padre, conductor del mundo,

¿dónde estás,

en el cielo,

en la tierra

o en algún otro mundo cercano?

Obséquiale con tus lluvias

a este siervo,

a este hombre

que te implora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada